Inter Ryanair (II): 16 de junio, un día en Milano.

El plan en un principio de las personas con las que iba era ir a Berlin pero los precios de Easyjet estaban bastante caros así que en vez de gastarnos el dinero en el vuelo preferimos gastarnos la diferencia en pasar un día por Italia.

Después de un montón de turbulencias llegamos a Milan Bergamo, uno de los mayores hubs de Ryanair, sin apenas haber dormido la noche anterior.

Revisamos las opciones que teníamos para llegar a Milan y decidimos optar por el bus de Autostrada que por un tres por dos nos salió a doce euros por cabeza ir a Milan ida y vuelta.

Después de una hora de guagua que aprovechamos para dormir llegamos a la estación central de Milan donde buscamos un punto de información turística para pillar unos mapas.

Decidí recuperar fuerzas yendo a McDonalds (que es lo más barato siempre) y probé los conos de helado a setenta céntimos que eso era gloria bendita.

La verdad que el día en Milán no fue todo lo productivo que esperaba, nos pasamos la mitad del día tirados en los parques porque las temperaturas con acompañaban, aquel día había casi cuarenta grados aunque aquel termómetro estuviera empeñado de que estabamos en el polo norte.

Yo no recomendaría a nadie Milán para irse de vacaciones, eso sí desde que estuve la recomiendo para hacer paradas técnicas como hicimos para ir a Berlin.

Una cosa que siempre me llama la atención cuando viajo al extranjero son los supermercados, la verdad es que una cosa de friki, pero me encanta mirar los estantes a ver si hay productos raros y a que precios están ciertas cosas comparadas con La Palma o la península.

Resulta que el Lipton Ice de litro y medio cuesta ochenta céntimos y venden unos sobres para hacertelo en tu casa (que eso como dice mi abuela es agua y polvos) si alguien va a Italia y me quiere regalar algo que me traiga bolsitas de Lipton Ice de Mango.

La verdad  es que no hay mucho que contar de ese día en Italia, mucho calor y mucha pija suelta…

Un consejo si que os doy tened cuidado cuando vayáis a comer en Milan (y en Italia en general) si os vaís a comer una pizza pedirla para llevar o sino os pasará como a un servidor que le cobraron dos euros por sentarme en una mesa a comer una pizza, que tu me dices pagar dos euros por un sitio guiri como el Duomo lo paso, pero en un sotano de una pizzeria normalita no.

A la vuelta a Bergamo nos encontramos una gente de Astorga con los que pasamos la noche en el aeropuerto hasta pillar nuestro siguiente vuelo a Berlin.

Os dejo unas fotos y os prometo que las próximas entregas del diario serán más interesantes ^^!

Tranvia de Milan: gratis para todos y con el autobús tres cuartos de lo mismo.

WTF!

Motoristas, una plaga.

Siesta a la Milanesa

A la izquierda un tío que no es comunista, pero que tampoco siente ni padece porque para vestir de esas formas a treinta y pico grados…

A la derecha una señora con una bicicleta, no tiene mucho más la foto.

Izquierda: Parque Giamaldo… algo más

Derecha: Tranvía con publicidad de TAM

Y ahora las típicas fotos de guiri:

La catedral

Galeria Victoria Manuelle

Y una fortaleza que no recuerdo.

Si te ha gustado este post puedes compartirlo, ES GRATIS 🙂
Comentarios { 1 }

Llevar el pasaporte a Reino Unido

Pasaporte Español

Foto: @manu contreras

La gente siempre me preguntan si deben llevar el pasaporte o no cuando van al Reino Unido y la verdad es que es una buena pregunta.

Legalmente con el DNI no tienes problema si vas a moverte por Europa, a mi en junio durante mi “Inter Ryanair” sólo me hizo falta el pasaporte una vez y fue en un hostel de Riga que me pedían la fecha de expedición de mi DNI, que no sé porque no aparecía.

Pero yo recomiendo encarecidamente llevar el pasaporte a Reino Unido y os expongo dos casos prácticos:

1) Cuando llegué a Londres desde Estocolmo me encontré una cola brutal de gente para pasar las aduanas, de las aduanas de UK. Resulta que miro unos carteles en los que comentan que con el pasaporte digital se puede pasar la aduana en un periquete, como si fuera uno de esos cajeros de supermercado en los que tu te pasas la compra.

El sistema consistía en pasar el pasaporte por un lector y sacarte la foto (yo no lo hice ya que me tenía que quedar a dormir en Stansted con lo cual no tenía prisa, pero me podía haber ahorrado veinte minutos de cola).

2) Te vas a Londres de fin de semana viajero, digamos que te vas el viernes a Londres y te vienes el domingo por la noche con Ryanair.

Sales de fiesta el sábado, a Ministry of Sound mismo, te pillas una tranca de tres pares y pierdes la cartera con el DNI y demás cosas. Los señores de Ryanair son unos cabritos con el tema de la identificación y te pueden follar vivo haciéndote quedar en tierra.

No hace falta ser un politoxicómano para perder el DNI, te la pueden robar o la puedes perder en un despiste.

Por mucha embajada que haya te quedas un día más tirado en Londres y teniendo que volar al día siguiente y no justamente a precios populares.

por eso no seas tonto y lleva el pasaporte cuando vayas a Londres.

Por si acaso dejo la web de la embajada de España en Londres el número es +442072355555 si llamas desde un movil español y si llamas desde Reino Unido  marca 02072355555.

Si te ha gustado este post puedes compartirlo, ES GRATIS 🙂
Comentarios { 2 }

Inter Ryanair (I): 15 de junio, el principio del fin

Estaba esperando a abrir el nuevo blog para escribir el diario de mi último viaje.

Estuve dos semanas viajando por Milan, Berlín, Estocolmo, Riga y Londres usando como medio de transporte Ryanair para moverme entre países.

Fui comprando los pasajes entre abril y junio y me gasté unos cincuenta euros comprando unos cuarenta pasajes, y luego 110 euros para volar directamente desde Londres a Tenerife.

El caso es que todo esto empieza un lunes quince de junio después de haber acabado los exámenes.

Después de mandar mis pertenencias por paquete azul de vuelta a casa me dispuse a coger la guagua para ir a Madrid a coger el avión.

La guagua salía a las ocho y media pero casi la pierdo en dos ocasiones: primero por dejarme el billete en la residencia y segundo por que una cajera del Día no tenía cambio de diez euros cuando fui a comprar la comida para el viaje.

Después de unas carreras con mis dos compañeros de aventuras (durante los primeros días) llegamos a la maldita guagua.

Por ahorrar un poco pillamos la guagua barata que tardo tres horas largas en llegar a Madrid cuando el tren tardaba dos horas y cuarenta (con los retrasos incluidos).

Castilla

Atrás de ese trayecto de guagua quedaba Salamanca, Castilla y León y la península.

Tenía un montón de sentimientos cruzados con el hecho de dejar Salamanca y todo lo que ello conllevaba. Esperaba que esas dos semanas de viaje que tanto ansiaba me ayudasen a despejarme la mente y pensar en claro.

Tras llegar la guagua a Méndez Alvaro fuimos en metro hasta Barajas donde pasamos la noche. Esa noche fue la primera noche que pasé en un aeropuerto en mi vida (después durante el viaje pasé tres noches más) y la verdad que el panorama era cuanto menos curioso.

Un montón de gente tiradas por todos lados agarradas a todas sus pertenencias y pasando la noche para tomar un vuelo a primera hora.
Por desgracia no había nada abierto pero por suerte había una guagua que nos llevaba a la T4 para ir a comer al McDonalds.

Después de ir y volver al McDonalds y descansar un poco nos tocó pasar el primer control de seguridad del viaje.

Yo andaba un poco preocupado por las medidas de la maleta pero me había olvidado que en Barajas no se ponen tontos con esas cosas (por lo menos conmigo).

Me pitó el control pero sólo fue porque llevaba un blister de mi medicación en mi bolsillo.

Lo peor fue el rumano que iba detrás mío cuando le dice el de seguridad “Señor, la navaja no la puede pasar por el control”

¡HERMANO! que haces con una navaja en el control de seguridad, después dicen que la comunidad rumana está maltratada por los medios. Por el otro lado decir que a un pobre mujer rumana le hicieron tirar un bote de reflex y dos cremas más por lo de las medidas que a lo mejor a mi me las hubieran dejado pasar pero el tema de los controles de seguridad merece un post aparte.

Tras pasar el control estuve esperando que  el RELAY para comprar El Jueves (a ver si me hacía una foto molona) pero no pude pillarlo.
Por suerte mi vuelo Madrid – Milan (Bergamo) no iba muy lleno y pude viajar con lo que yo llamo la primera clase de Ryanair:

El vuelo a Milan fue bastante movidito pero al menos los colores del cielo eran bonitos con eso de volar a la hora del amanecer:

En cuanto tenga tiempo seguiré con el diario del Inter Ryanair, lo prometo.

Si te ha gustado este post puedes compartirlo, ES GRATIS 🙂
Comentarios { 1 }

Manhattan airport, un aeropuerto internacional en Central Park

Hace unos días vía Twitter me entere que una gente quería montar un aeropuerto en el centro de Nueva York.

El plan de esta gente es convertir Central Park en un aeropuerto internacional para evitar los tiempos de traslado entre los aeropuertos de la zona de Nueva York (JFK, LaGuardia y Newark).

La verdad es que lo veo una autentica locura convertir el pulmón de Nueva York en un aeropuerto de dos pistas aunque salvajadas más grandes se han hecho.

La verdad no se si es una coña de algunos frikis o no pero dicen que llevan 88,000 firmas y con que llevan recaudados unos 26,000 $ con una campaña que consiste en pagar 1,000 $ porque un banco (de sentarse) del aeropuerto lleve tu nombre en una placa.

Lo dicho todo esto del aeropuerto me parece una marcianada máxima.

Web del aeropuerto

Si te ha gustado este post puedes compartirlo, ES GRATIS 🙂
Comentarios { 2 }

Literatura de viajes: Vagabonding de Rolf Potts

Cuando estaba preparando por primera vez mi vuelta al mundo allá por 2007 cayeron muchas guías de viaje por mi mano.

Una de ellas fue la de como preparar la vuelta al mundo de Rough guides (en inglés por supuesto) en las que explicaba más o menos los pasos a seguir para dar la vuelta al mundo, que si los visados, los billetes de vuelta al mundo, etc…

Pero esa guía que para algunos puede ser muy útil ya que contiene un montón de información para mi por ejemplo no me lo fue tanto.

Hace un par de meses viendo un video podcast de Kevin Rose (el CEO de digg.com) y un par de amigos suyos que hablaban sobre los tres libros que se llevarían a una isla desierta.

Y no recuerdo cual de los tres hablaba de este libro como una guía de vida.

Por guía de vida no entendamos libro de autoayuda, sino más bien como un libro de lo que en las reviews denoniman filosofía de viajes.

Lo que expone Potts es basicamente porque no dejar todo durante unas semanas, unos meses o unos años para hacer lo que uno quiere hacer.

Evidentemente el libro no es jauja pero es bastante inspirador y me ha dejado bastante satisfecho.

Rolf Potts tiene una web que podéis visitar Vagabonding.net

La mala noticia es que el libro no está traducido y la buena es que la pueden comprar aquí por menos de diez euros con envío.

UPDATE: Os dejo una conferencia del autor muy interesante.

Si te ha gustado este post puedes compartirlo, ES GRATIS 🙂
Comentarios { 0 }