Archivo | Reflexiones RSS para esta sección

Pero Kailos, ¿tú no estabas viviendo en Japón?

 

Esta historia comienza en una cafetería en Lviv (Ucrania) a finales de junio de 2016 cuando estaba procastinando y me puse a leer sobre la working holiday visa en Japón y me dio por apuntarme.

Por “suerte” pude hacer la mayoría de papeleos desde Ucrania por internet pero me faltaba un certificado médico por el que me tuve que volver a Canarias y esperar un par de semanas para la entrevista en el consulado de Japón en Gran Canaria.

Después de hacer una entrevista me comentaron que mi visado de un año pero tenía una caducidad de noventa días, al contrario que otros países que tienen un año para usarlo, ya que mi plan era haberme ido en primavera para buscar trabajo durante la temporada alta del turismo.

Así que tenía dos opciones: mudarme a Japón antes de noviembre o no perder el visado y tomé el primer camino gastando casi 30,000 puntos de los ahorros de una vida de mi Iberia Plus en un vuelo de ida de Madrid a Tokyo para seguir para Osaka.

En Osaka tenía un voluntariado en el que iba a trabajar unas horas por la tarde en la recepción de un hostel para pagar mi alojamiento así que por lo menos tenía cubierto el techo, por “desgracia” el hostel no tenía cocina y estuve comiendo por fuera durante dos meses aunque era capaz de hacer desayuno, almuerzo y cena por menos de 2000 yenes al día (16€).

Después de darme de alta como residente en Japón e intentar buscar empleo me vi allí “varado” en Osaka y la verdad que no muy feliz aunque era mi séptima vez en Japón y ya sabía como eran las cosas allí pero decidí darle una oportunidad hasta que se me acabaran los ahorros pero hasta para vender mi cuerpo por horas necesitaba tener un nivel intermedio de japonés.

Al tener alojamiento no me di cuenta que lo que tenía que hacer era irme y coger aire y decidir si volvía o no, tenía vuelos a Vietnam, Tailandia y Bali por cien euros en un montón de fechas pero me empeciné en quedarme en Japón porque “esta era la oportunidad de mi vida y no la tenía que desaprovechar”.

La verdad es que la working holiday visa me cogió “talludito” (con una edad) y posiblemente si la hubiera hecho con 20-23 años en vez de con casi 30 hubiera sido una experiencia totalmente diferente para mejor o para peor.

Al mes y pico estaba con dolores de espalda y sin poder dormir por la noche en la “litera de la muerte” y anda escapando porque había hecho algunas amistades en Osaka y tenía algo de conexión con el mundo real.

A finales de noviembre compré un vuelo de Singapur a Atenas por 110 euros para febrero con Scoot como una inversión para mi salud mental pensando de ponerme esa fecha para volverme a casa si las cosas no salían como esperaba, si me salía trabajo en Osaka habría perdido ese dinero y santas pascuas.

Por el puente de diciembre ya estaba bastante “quemado” y decidí irme de Japón hasta que se acabará el invierno estando una temporada en el Sudeste Asiático y saqué mi vuelo hasta Vietnam empezando una nueva edición de #AsiaDondeVoy.

Las tierras niponas se “despidieron de mi” con un brote de la gripe A dos días antes de irme de Japón, tuve que usar el seguro de viaje por primera vez en casi nueve años viajando y gracias a un chute de Tamiflu me pude ir de Japón aunque después me pasé una semana malo con catarro en Hoi An con quince grados más de temperatura.

Dos semanas después de irme de Japón pensé que había tenido una intoxicación con la comida en Tailandia pero resultó ser una apendicitis con la que estuve una semana en el hospital en Chiang Mai de la cuál tengo que escribir un artículo al respecto, puedes ver los stories de mi hospitalización en mi Instagram @tremendoviaje.

Al final usé el vuelo de Scoot a Europa porque no me veía al cien por cien después de la operación, lo que tenía que haber hecho era haber llegado a Japón y después de dos semanas haberme ido para el Sudeste Asiático para haberme venido por navidades a casa y haber vuelto en marzo pero a lo hecho pecho.

Me ha llevado más de dos meses sentarme para contar lo que ha pasado este otoño en Japón y condensar dos meses en un par de folios no es tarea sencilla pero tenía contarlo lo que pasó por encima.

Este verano hará nueve años que empecé con el blog y lo que fue un experimento de año sabático de la carrera, luego fue un proyecto pasional y acabó siendo un estilo de vida lo he tenido en standby un par de años  y creo que ya es hora de acabar con mi etapa de “ermitaño viajero” para hacer algo de provecho.

Comentarios { 0 }

Veinte días viviendo en Japón

Estos últimos meses, por no decir el último año, ha sido un poco raro para mí por usar algún adjetivo “amable” para definirlo. Continúe leyendo →

Comentarios { 0 }

72 posts de Tremendo Viaje que posiblemente no hayas leído, el número 61 te sorprenderá ;)

muy bien puntal

Mucha gente que llega al blog por primera vez no encuentra muchos de los posts que están perdidos en las páginas posteriores de la web así que he decidido hacer una lista con una muestra de artículos que he escrito en los últimos años.

Como puedes ver hay un poco de todo así que seguramente algo habrá de tu interés 🙂

 

  1. Cómo comprar Moleskines casi a mitad de precio y con envío gratis
  2. Cómo hacer un Inter Rail saliendo de Canarias
  3. Comparativa de precios guías Lonely Planet: FNAC de Madrid vs Bookdepository.com
  4. El post que Lonely Planet España no quiere que veas: 118 guías a mitad de precio
  5. Cómo mantener relaciones sexuales en un avión
  6. Cómo NO pagar el euro extra de TITSA en los trayectos a los aeropuertos de Tenerife
  7. Por fin se puede viajar entre Colombia y Panamá por un precio razonable gracias a Viva Colombia
  8. Las cabañas de Santo Domingo AKA los love hotels domicanos regentados por chinos
  9. Consejos para pasar rápido inmigración en el aeropuerto de Miami
  10. Viviendo en el desierto la llegada de la etapa de Chilecito a San Juan en el Dakar 2011
  11. Noche “loca” en Hanoi: no sabía si eran putas o querían mis riñones
  12. [WTF] TEKAPO
  13. ¿De dónde viene la palabra guagua?
  14. Todo lo que necesitas saber para preparar tu viaje a Costa Rica y disfrutar de la pura vida
  15. Códigos de aeropuertos para novatos
  16. Mi primera vez en Universal Studios Singapore
  17. Comer en Londres por menos de mil pesetas (seis euros)
  18. Que hacer en un día en Karlsruhe
  19. Dónde dormir por dos duros como un señor en tu viaje por Vietnam
  20. La mujer “amable” que trabaja en el control de seguridad de Tenerife Norte
  21. 10 consejos para pasar el control de seguridad del aeropuerto sin problemas
  22. El couchsurfer sueco que me quiso “hacer un hombre” en 2009
  23. El motel más friki del mundo
  24. Pesadilla en el sleeping bus de Hanoi a Hue en Vietnam
  25. Los españoles no podemos visitar la Casa Blanca
  26. El aeropuerto de Las Palmas de Gran Canaria no existe
  27. Trip Report: Casablanca-Dubai-Sydney-Auckland con Emirates (primera vez en un Airbus 380)
  28. ¿Existen los vuelos baratos de última hora?
  29. ‘Viaje al mundo perdido’ cine de aventuras rodado en la isla de La Palma
  30. Importante: Qué hacer cuando llegas al aeropuerto de Keflavik en Islandia
  31. Adios Marrakech, hola Casablanca
  32. Visitando el aeropuerto de Miami desde dentro con American Airlines
  33. Cómo ir de La Laguna/Santa Cruz al aeropuerto Tenerife Sur Reina Sofia
  34. 10 lecciones que he aprendido de mis viajes para no tener problemas con las tarjetas y los bancos
  35. Todo lo que necesitas saber de las rutas de Norwegian de Canarias a Madrid, Barcelona y Malaga
  36. Cómo calcular el cambio de divisas de forma sencilla con Google
  37. Mi experiencia viajando en el 747 de Wamos Air en clase turista de Lisboa a Zurich
  38. Como tener internet en el móvil en Suiza sin que Movistar, Orange o Vodafone te metan una clavada
  39. Cómo viajar a Portugal desde Canarias sin que te salga una clavada
  40. Primer contacto con Santiago de Chile
  41. Mi visita a los cuarteles generales de Threadless en Chicago
  42. Hacer black water rafting en Nueva Zelanda no es tirarse por las alcantarillas
  43. Fotos del viaje a Singapur + las islas de Cebu y Bohol en Filipinas
  44. Inter Ryanair (I): 15 de junio, el principio del fin
  45. Mi visita al Computerspiele Museum o museo del videojuego de Berlin
  46. Señoras que viajan en barco a la isla sur de Nueva Zelanda
  47. Te Puia, mi primer contacto con los Maories
  48. Razones por las que NO debes viajar en agosto
  49. De Chile a San Juan (Argentina) para vivir el Dakar
  50. Casualidades en Londres
  51. Señoras que van a Nueva Zelanda y se pillan un jetlag del copón
  52. #TremendoCaribe con Costa Cruceros
  53. Viajando en coche por Argentina de San Juan a Cordoba
  54. [WTF] CRAZY FRIES AND SAUSAGE OF TO A METER PLEASE
  55. WTF en Eslovenia: chupiteria “hijo de puta”
  56. 6 motivos por los que debes quedarte en un hotel dentro de los parques en tu viaje a Walt Disney World Orlando
  57. [WTF] FHOTOGRAPHY (visto en el aeropuerto de Gran Canaria)
  58. Viaje a Marrakech en un Binter lleno de amigos (I)
  59. Rail and Fly, el secreto mejor guardado de los trenes alemanes y las aerolíneas
  60. ¿Merece la pena hacer un Inter Rail con más de veinticinco años?
  61. Como mola sobrevolar el gran cañón del Colorado
  62. Comprar en el zoco de Marrakech
  63. He conocido a David Copperfield en Las Vegas
  64. Inter Ryanair (VII): 34 horas en Estocolmo
  65. Banco Santander: Comisión Por Compras Realizadas En Moneda No Euro -2,50€
  66. El truco que Binter y CanaryFly no quieren que sepas para ahorrarte unos euros cada vez que vuelas entre islas
  67. Tres bocadillos que debes comer en Las Palmas de Gran Canaria por menos de tres euros
  68. Donde sacar dinero del cajero sin pagar comisiones en Londres
  69. ¡Diferencias entre Palma, Las Palmas y La Palma!
  70. Mi experiencia con la tarifa Go Europe de Orange España
  71. Tremendos WTF he visto en Nueva Zelanda
  72. Mi experiencia viajando con LAN Airlines en vuelos de corto y largo radio

Gracias por pasar por el blog 🙂

Comentarios { 0 }

La mujer “amable” que trabaja en el control de seguridad de Tenerife Norte

Aeropuerto Tenerife Norte - Los Rodeos - TFN

Desde que empecé el blog en 2009 suelo coger una media de un vuelo por semana, hay veces que cojo cinco seis vuelos (Sydney-Melbourne-Hong Kong-Londres-Barcelona-Gran Canaria-La Palma) y otras que estoy en mi casa pero la media es de un vuelo por semana.

Como bien saben después del once de septiembre las medidas de seguridad han subido bastante y después en 2006 con el tema de los líquidos, que esto da para otro post, en particular en España los agentes de seguridad privada que trabajan en los aeropuertos, que no son agentes de la ley, tenían un “protagonismo” y unas formas un tanto especiales.

Por suerte han pasado unos años desde eso y en las decenas de aeropuertos por los que he pasado no he tenido ningún problema excepto con una señora “amable” de pelo negro que trabaja en Tenerife Norte.

Hace unos meses iba a volar de Tenerife Norte a Madrid con Ryanair y tenía un bote de desodorante y uno de jabón de un hotel que llevaban desde tiempos inmemorables y esta mujer me hizo deshacer toda la cola, con tres vuelos a península desde Los Rodeos, para comprar una bolsa que solo me la hicieron comprar una vez en el aeropuerto de Montego Bay, y como en aquél momento Ryanair no tenía asientos numerado me tuve que meter las tres horas de vuelo en un asiento central por su “procedimiento”.

Curiosamente cuando compré la bolsa de plástico, que conservo en mi mochila como oro en paño, la chica que trabaja en el duty free de antes del control me dijo que era muy raro que me mandarán a buscar una bolsa.

La semana pasada iba a volar de Tenerife Norte a Lanzarote y si suelen volar por interinsular saben que normalmente suele estar abierto uno de los rayos X de las maletas y yo vi el segundo vacío y fui por él.

Resulta que en la mochila un micrófono que por la densidad del metal salta siempre en los controles y te preguntan que es, he viajado con él unos siete vuelos y no lo había tenido que sacar de la maleta y como mucho enseñar la caja después de pasarlo.

Total que esta señora me hizo sacar todos los dispositivos electrónicos de mi mochila, realmente no los sacó todos pero bueno, y se puso a inspeccionar mi mochila como no lo había hecho ni la TSA en Estados Unidos, y si esto me lo hace un policía o un guardia civil porque hay una alerta de terrorismo y yo estoy un poco moreno OK, pero “golisnear” por la cara.

En el aeropuerto de Zurich por ejemplo todo el personal del control de seguridad son policías cantonales y en Estados Unidos son agentes federales de la TSA.

Supongo que no soy el único afectado por esta señora así que lo mejor que puedo hacer es fijarme en las colas y los controles e intentarme no toparme con esta mujer de nuevo, por lo menos ya estoy preparado para viajar por el aeropuerto de Ben Gurion en Tel Aviv vamos a ver el lado positivo de las cosas.

Si no quieres tener problemas en el control de seguridad de cualquier aeropuerto entra a este post y lee mis diez consejos de perro viejo.

Comentarios { 6 }

Pasan los años y TITSA sigue sin solucionar el problema de los bonos de guagua en Tenerife Sur

Tenerife Sur/South - Reina Sofia Airport

En 2007, de cuando es la foto de arriba, los bonos de guagua se vendían en la tienda de las revistas donde tenían una caja aparte para pagar los bonos de guagua y no se podía pagar con tarjeta pero desde hace unos años los dejaron de vender y los empezaron a vender en una tienda de artesanía que se llama la alpispa.

Este local aparte de ser el local comercial MÁS ALEJADO de la zona de llegadas no está abierto a todas horas como lo está la tienda de revistas.

Encima para más inri alguna vez que he llegado y si ha estado abierto me han dicho que no le quedan bonos.

¿Cómo demonios en un aeropuerto sólo se venden bonos de guagua en una tienda que no abre a todas horas y que encima no suele tener stock?

El sábado llegué de Basel a las cinco de la tarde y me caminé todo Tenerife Sur cargado como una mula para ir a la tienda y estaba cerrada, pregunto en información y la revista de la chica de AENA “las cosas son así”.

Y digo yo, ¿esto después de llegar la gente años quejándose no tiene una solución?

Le voy a “regalar” a Titsa varias soluciones:

1) Volver a vender los bonos en una tienda del aeropuerto que esté abierta “todo el día” puede ser la tienda de las revistas de nuevo, la farmacia o alguna más que pueden dejar en los comentarios.

2) Vender bonos de guagua como una excepción en las líneas 111 y 343 para los turistas y locales que usamos el servicio ya que por ejemplo el sábado el viaje a La Laguna me costó 3-4 euros más que sin bono.

3) Vender bonos en la máquina de refrescos QUE ADMITEN BILLETES ó poner en ese mismo lugar una maquina en ese sitio.

4) Que la persona que ayuda a los turistas a coger las guaguas “Los Cristianos next bus señora” pudieran vender los bonos y si no quieren que maneje dinero físico por lo que sea que le pongan un TPV para pagar los bonos con tarjeta.

Hay supuestos rumores que tiempo atrás se pusieron máquinas para vender bonos en los aeropuertos y al poco tiempo aparecieron destrozadas supuestamente con personas no interesadas en el uso del transporte publico colectivo, pero esto es algo que mejor le dejamos a Iker Jimenez.

Tengo que confesar que suelo volar más por el aeropuerto de Gran Canaria, o incluso alguna vez he ido por Fuerteventura para evitar Tenerife Sur, para viajar de Europa a La Palma aunque me cueste unos euros más y uno de los principales motivos de esto es el problema con los bonos de guagua.

Por favor, comparte este post a ver si llega a quién tiene que llegar y solucionan esta situación de una vez por todas.

Comentarios { 1 }