Etiquetas | 300000

Reflexiones y agradecimientos después de trescientas mil visitas

Mono de viaje

Hace unos veinte meses en un viaje por Europa sin un duro que bauticé como “Inter Ryanair” me pregunté que quería ser de “mayor” y tuve la loca idea de empezar a intentarme dedicar a esto.

Tras llegar de ese viaje hablé con José Frechín y un mes después gracias a su ayuda abrí TremendoViaje.com

El familiar que me comió la cabeza con los viajes desde pequeño con sus aventuras, de cuando era marinero, en una de las últimas conversaciones que tuvimos, antes que un cáncer se lo llevará a dar el último viaje que todos tenemos que dar me dijo que disfrutará de lo quisiera ser en la vida y que viajará lo que le faltó a él, y eso sin darme cuenta en ese momento me marcó bastante.

Me llevo casi dos años asimilar esas palabras de mi tío hasta que en ese viaje me puse a pensar en ellas y tomé la decisión de ser lo que quería ser cuando fuera “mayor”.

Desde ese día he tenido la suerte de pasar por más de una veintena de países en los cinco continentes y sobre todo la posibilidad de haber conocido a la larga lista de gente que si hubiera seguido el curso “establecido” de mi vida estoy seguro que no habría conocido.

Año y medio después Tremendo ha pasado la barrera de los trescientos mil visitantes, 2.500 seguidores en Twitter y casi 1.600 fans/likers en Facebook que como diría mi abuela “eso es un montón de gente”.

Este tiempo ha sido un gran aprendizaje y a pesar de no ser rico (cosa que alguna gente piensa que soy) he podido hacer muchas cosas impensables para mi hace dos años.

Nueva York se va a dormir

Ahora mismo ando trabajando en un par de ideas bastante molonas (a mi parecer) y buscando la forma de continuar con ese proyecto del que soy mi jefe y mi becario al mismo tiempo.

Disculpen que me ponga así en un post pero tenía ganas de intentar expresar lo que significa para mi todo ese tremendo follón en el que llevo metido más de un año y medio.

Lo dicho, muchas gracias por pasar por aquí 🙂

Comentarios { 6 }